• ¿ESTÁS SINTONIZADO?


    Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.
    —1 Juan 5:14-15

    más info

  • LA ORACIÓN EN EL CENTRO


    Así que recomiendo, ante todo, que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna.
    —1 Timoteo 2:1-2

    más info

  • DIOS REALMENTE SE PREOCUPA POR TI


    Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.
    —1 Pedro 5:6-7

    más info

  • CRECE EN VIRTUD


    Esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento; al entendimiento, dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios; a la devoción a Dios, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.
    —2 Pedro 1:5-7

    más info

  • DALE TIEMPO


    Siembra tu semilla por la mañana y siémbrala también por la tarde, porque nunca se sabe qué va a resultar mejor, si la primera siembra o la segunda, o si las dos prosperarán.
    —Eclesiastés 11:6, dhh

    más info

  • ¿CUÁL ES LA FUENTE?


    El que escucha la palabra pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es. Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla.
    —Santiago 1:23-25

    más info

  • CAMINAR EN ADORACIÓN


    Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.
    —1 Tesalonicenses 5:16-18

    más info

  • ¿CÓMO RESPONDES A LOS OBSTÁCULOS?


    Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire. Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado.
    —1 Corintios 9:26-27

    más info







Somos una Iglesia Cristiana Evangélica compuesta por personas que hemos creído y aceptado al Señor Jesucristo como nuestro Salvador.

Dios cambió nuestras vidas y también puede cambiar la tuya.

Queremos contarte lo que hacemos; orar por tu vida y tus necesidades; acercarte a la Palabra de Dios, que es la Biblia.

Nos encantaría conocerte, no dejes de visitarnos. Que Dios bendiga grandemente tu vida.
 

 

 
 UBICACION:    Suiza 92 -  Rosario - Santa Fe


Ver mapa más grande